Conceptos de diseño web: balance, unidad y énfasis

Conceptos de diseño web: balance, unidad y énfasis

Estos 3 conceptos de diseño forman parte del día a día en el mundo del diseño web, a veces, casi sin darnos cuenta hacemos uso de ellos en forma de convenciones de diseño. Si quieres aprender más sobre fundamentos de diseño web continua leyendo esta entrada de blog:

 

¿Qué es balance en diseño web?

En sentido figurado, el concepto de balance visual es parecido al balance físico de un columpio. Así como los objetos físicos tienen peso, también lo tienen los elementos de un diseño. Si los elementos de ambos lados de un diseño tienen el mismo peso, se equilibran entre sí. Hay 2 tipos de balance visual: simétrico y asimétrico.

Balance simétrico

 

El balance simétrico, o balance formal, se produce cuando los elementos de una composición son iguales a ambos lados del eje central. Existen 3 tipos de balance simétrico, si bien sólo el primero de ellos suele utilizarse en diseño web, debido a la naturaleza del medio:

  • Simetría horizontal: Aunque puede no ser muy práctico para diseñadores y clientes, este tipo de simetría puede ser aplicado a layouts centrando el contenido o balanceándolo en columnas iguales.
  • Simetría bilateral: Se produce cuando una composición es balanceada en más de 1 eje.
  • Simetría radial: Ocurre cuando los elementos tienen el mismo espacio alrededor de un punto central.

 

Balance asimétrico

 

El balance asimétrico, o balance informal, es un poco más abstracto que el balance simétrico. El balance asimétrico involucra objetos de diferente tamaño, forma, tono o ubicación dispuestos de tal manera que a pesar de sus diferencias, igualen el peso de la página. Por ejemplo, si se tiene un objeto grande de un lado de la página y se asocia con varios elementos más pequeños en el otro lado, la composición aún puede sentirse equilibrada.

A diferencia del balance simétrico, el balance asimétrico es versátil y por eso se utiliza con más frecuencia en la web.

 

¿Qué es unidad en diseño web?

La teoría del diseño describe la unidad como la forma en que los diferentes elementos de una composición interactúan entre sí. Un diseño unificado es aquel que funciona como un todo en lugar de identificarse como piezas separadas.

Aunque a día de hoy ya no es un problema, la unidad es uno de los motivos por el que los diseñadores web siempre odiaron los frames html. Es importante que la unidad exista no sólo dentro de cada elemento de una página, sino en toda la página web. Se pueden utilizar un par de enfoques para lograr unidad en un diseño: proximidad y repetición.

Proximidad

 

La proximidad es una forma obvia y a menudo, pasada por alto de hacer que un grupo de objetos se sientan como una sola unidad. Colocar objetos muy juntos en un diseño, crea un punto focal hacia el cual el ojo gravitará.

 

Repetición

 

Una bandada de pájaros, un banco de peces, una manada de cebras. Cada vez que  se reúne un conjunto de elementos similares, forman un grupo. De la misma manera, la repetición de colores, formas, texturas u objetos similares ayuda a unir el diseño de una página web para que se sienta como una unidad cohesiva.

La repetición se utiliza a menudo en los diseños de sitios web para unificar elementos del diseño. Un ejemplo de este concepto son los elementos de una tabla, cada una de las filas que componen la tabla son parte de un todo, la tabla.

 

¿Qué es énfasis en diseño web?

Estrechamente relacionado con la idea de unidad está el concepto de énfasis o dominio. En lugar de centrarse en los diversos elementos de un diseño, se hace hincapié en hacer que una característica en particular llame la atención del espectador. Un método para lograr llamar la atención es convertir esa característica en un punto focal. Un punto focal es cualquier elemento de una página que llama la atención del espectador, en lugar de ser parte de la página en su conjunto. Al igual que con la unidad, existen métodos para lograr énfasis en el diseño:

 

Posición

Aunque las limitaciones del diseño web no lo permiten, el centro directo de una composición es el punto en el que los usuarios miran primero y, por lo general, es la ubicación más sólida para producir énfasis. Cuanto más lejos esté del centro un elemento, es menos problable que se note primero.

En la web, la esquina superior izquierda de la página también tiende a demandar mucha atención para aquellos que leemos de izquierda a derecha y escaneamos una página de arriba a abajo.

 

Continuidad

La idea detrás de la continuidad es que cuando los ojos comienzan a moverse en una dirección, tienden a continuar por ese camino hasta que aparece una característica más dominante. La continuidad es uno de los métodos más comunes que utilizan los diseñadores web para unificar un diseño. 

 

Aislamiento

De la misma forma que la proximidad ayuda a crear unidad en el diseño, el aislamiento promueve el énfasis. Un elemento que se destaca de su entorno tenderá a demandar atención.

 

Contraste

El contraste es definido como la yuxtaposición de diferentes elementos gráficos y es el método más común para crear énfasis en un diseño. El concepto es simple: cuanto más diferencias haya entre un elemento gráfico y su alrededor, más destacará en la composición. Se puede añadir contraste a través del color, tamaño y forma.

 

Proporción

Otra interesante forma de añadir énfasis en una composición es a través de la proporción. La proporción es un principio de diseño que tiene que ver con la diferencia de escala entre los objetos. Si colocamos un objeto en un entorno cuya escala es más pequeña que la del objeto en sí, ese objeto parecerá más grande que en su forma original, igual ocurrirá a la inversa. Esta diferencia en proporción dirigirá la vista del espectador al objeto.

Configuración de privacidad

Desde este panel puedes modificar la configuración de privacidad para habilitar o deshabilitar las cookies no exceptuadas de las que hace uso este sitio web:

Cookies técnicas (Exceptuadas)

Se utilizan para gestionar la configuración de privacidad establecida por el usuario en su dispositivo.

Cookies de preferencias (Exceptuadas)

Se utilizan para identificar a los usuarios logados en el sitio web, personalizar la visualización de la interfaz de administración y la interfaz principal de la web.

Cookies de análisis

Se utilizan para distinguir los usuarios únicos y las sesiones de un usuario para aportar información sobre cómo los usuarios interactúan con el contenido del sitio web.

Cookies de publicidad

Se utilizan para hacer un seguimiento de las ventas y de otras conversiones cuando el usuario hace clic en un anuncio o una ficha.